1.20.2010

Cinical - Cinical III


1. Virus
2. Terror
3. Pride
4. The end
5. Fire Soul
6. All
7. Anhestesia
8. Vudoo
9. Sometimes
10. Never forget

Descargalo!

Tamaño: 30.26 Mb Calidad: 128 Kbs – 44100 Mhz Año: 2007 Estilo: Heavy metal Web: www.cinical.com.ar.

Este es el último disco de la banda (fieles al estilo de Pappo’s Blues y Led Zeppelin en enumerar los discos)  y que viene después de "Beginning of the apes" y "Brutal".

Volantines - Dale piola



1. Ran ran
2. Todo pasando
3. Cara sucia
4. Cuarenta y ocho
5. Mas tienes
6. Ay!! mi negra
7. Chapas
8. Sol
9. Candombe en chancletas
10. Cumbia subliminal
11. El mañoso
12. Bella flor
13. Mas tienes mix

Descargalo!

Tamaño: 72.4 Mb Calidad: 128 Kb/s – 44100 Mhz Estilo: Reggae Año: 2009
Web: Myspace/volantines 

Volantines es un power combo de ska y fusión latina (incluyendo ritmos como candombe y saya boliviana), con algo de hip hop y funk, nació hace cinco años.

Video del mes: Se fue mi Alain Delon, Cecilia Krill Contesta


Todos los meses vamos a recomendar un video de Mendoza. El encargado de ignaugurar será Cecilia Krill Contesta, con Ral Aguilera y Juan Keller, grabado en el ex-Café Soul, el 22 de agosto de 2008. Producido por Diego Pistone y Synapsis Audiovisual.

Descargalo!

1.07.2010

Moriquendi - El último Elfo Oscuro


1. Ultimo suspiro en otoño
2. Irghas
3. Moriquendi
4. Ragnarok 


Tamaño: 20.3 Mb Calidad: 128 Kb/s - 44100 Mhz Estilo: Heavy Metal  Año: 2009 Web:

El grupo, proveniente del underground mendocino, surgió en 1998 con la iniciativa de musicalizar un sinfin de ideas que volaban en la mente del cantante, Rolando Testini.

Y descubrir tierra nueva: Futre en "Los dos amigos".




Hay un lugar en el centro en el que el tiempo se frenó, o no avanza, o retrocede. No se bien como explicarlo, sin hacer referencia a la perturbadora escultura que señala la puerta, que solamente es el umbral a un tugurio de hace un puñado de décadas, o al menos, como yo imagino un tugurio de hace un puñado de décadas. Pero el lugar no está infestado de viejas glorias desconocidas del tango, ni de tipos de mirada oscura. Las mesas están repletas de hippies-con-pretensiones-intelectuales de corta edad, y algún que otro quincuagenario deglutiendo el plato del día.

Pero la atención está en otro lado, no en cuadros espantosos que adornan la sala, no en la intrascendente conversación sobre Bakunin. La atención esta clavada en la distancia de un escenario ridículamente familiar. Los músicos comen empanadas y toman vino, y lentamente se acomodan los instrumentos (creo que una hora más tarde de lo esperado).